La Consejería de Medio Ambiente y Sostenibilidad, a través de la sociedad municipal Obimasa, está procediendo al desramado y trozado de los árboles derribados por el viento a consecuencia de los fuertes temporales sufridos en las últimas semanas y, muy especialmente, tras la llegada de la borrasca Giselle durante el pasado fin de semana.

Además de ello, también se ha procedido al apeo de aquellos árboles secos que pudieran suponer un peligro para la seguridad de las personas.  En ese sentido, Obimasa ha actuado en diversos espacios como el de la zona de Aranguren y la pista de La Lastra. Estos trabajos van a continuar durante las próximas semanas.

Esta actuación se va a simultanear con los trabajos orientados a la prevención de incendios forestales que constituyen una de las mayores preocupaciones para la Consejería que dirige Fernando Ramos.

Asimismo, durante el ejercicio 2017 las actuaciones forestales de Obimasa se han realizado sobre un total de 7,34 hectáreas y han consistido fundamentalmente en el desbroce, poda, tala y aclareo de las masas forestales que existen en Ceuta.

Por último, la Consejería de Medio Ambiente convocará una reunión de coordinación para la preparación de la campaña de prevención de incendios forestales con representación de diversos organismos, tanto de la Administración Local como de la Administración General del Estado.