Introducción

La especie Chasmatopterus zonatus fue descrita por M. Martínez de la Escalera en 1925 a partir de escasos ejemplares (una veintena) colectados en el Monte Hacho (locus typicus), en Ceuta (España, Norte de África). Desde su descripción no había vuelto a ser encontrado hasta que M.J. Decelle (1972) la localizó, sobre muy escasos individuos, en Smir-restinga (Marruecos, vertiente costera mediterránea de la Península Tingitana), a unos 15 Km. en línea recta al sur de Ceuta.

El taxón Chasmatopterus zonatus se encuentra perfectamente caracterizado e individualizado en el seno del género Chasmatopterus Latreille, 1825, tal como exponen Baraud y Branco (1990) en la más moderna revisión taxonómica del género, constituyendo, junto a Chasmatopterus hirtulus baraudi Pardo Alcaide, 1976 (conocida sólo de la Bahía de Al-Hoceima, Marruecos nororiental), sus dos únicos representantes norteafricanos.

Se trata de un pequeño coleóptero melolóntido, volador activo, de mediano  tamaño (7-8 mm.) y poco vistoso.

La rareza de esta especie y su carácter de endemismo estricto del noreste de la Península Tingitana justificarían su inclusión en el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas.

Área de distribución natural

Chasmatopterus zonatus sólo es conocida a nivel mundial de dos localidades muy cercanas entre sí, Monte Hacho en Ceuta (España; coord. U.T.M. 30STE97) y Smir-Restinga (Marruecos; coord. U.T.M. 30STE85)(Escalera, 1925; Kocher, 1958; Baraud, 1965, 1985; Decelle, 1972; Baraud y Branco, 1990); de éllas, la referente a Ceuta constituye la única del Estado Español y de la Unión Europea.

Se trata de un estricto endemismo del extremo nororiental de la Península Tingitana, en el área de influencia del Estrecho de Gibraltar. Es posible que su distribución se extienda algo más por la fachada costera mediterránea marroquí. La ausencia de citas, sobre todo en la región de Tánger (a tan solo 40 Km. de Ceuta), intensamente prospectada durante el último cuarto del siglo pasado y la primera mitad del presente (Escalera, 1914; Kocher, 1956), hace pensar que no alcance esa zona y la falta de registros deba corresponderse con una ausencia real de la especie más que a un sesgo de tipo muestreal (Ruiz, 1999).

En la Ciudad Autónoma de Ceuta sólo se ha localizado una población en las laderas con orientación sur, suroeste y este del Monte Hacho, al este del núcleo urbano de la Ciudad. Por contra, en la zona continental de la Ciudad, con mayor superficie no urbanizada, no ha sido hallada la especie, a pesar de los intensos muestreos a los que ha sido sometida al efecto (Ruiz, 1999).

Las dos poblaciones conocidas se encuentran aisladas entre sí.

Hábitat

El hábitat característico de la especie en Ceuta se encuentra en laderas de fuerte pendiente  (30-50%) con cobertura de matorral denso, conformado esencialmente por Cistus monspeliensis, Calicotome villosa, Genista linifolia, Chamaerops humilis, Lavandula stoechas y Cistus crispus (vegetación relacionada con las asociaciones Asparago aphylli-Calicotometum villosae y Cisto-Lavanduletea) y en cercanía de acantilados marinos verticales o subverticales de 30-50 m. de altura ocupados por la comunidad Limonietum emarginati. Los materiales presentes en el lugar son los denominados gneises ocelados del Hacho, pertenecientes a la unidad Monte Hacho-Sierra Blanca de la zona interna del arco bético rifeño (Chamorro y Nieto, 1989). Bioclimáticamente, la zona tratada se incluye en el horizonte termomediterráneo superior, con un ombroclima de tipo seco, casi subhúmedo (575 mm. de precipitación media anual).

La ausencia de la especie en los biotopos de la zona continental de Ceuta (oeste del núcleo urbano) puede denotar una ligazón por hábitas litorales rocosos (tipo acantilados) y zonas contiguas con matorral xerofítico (Ruiz, 1999).

La población marroquí se asienta en una zona litoral con matorral xerófilo, sin cobertura arbórea, principalmente constituido por Calicotome villosa y Chamaerops humilis.

Según lo expuesto, debe tratarse de una especie marcadamente estenoica.

Biología

Muy poco se conoce de la biología de esta especie. Atendiendo a los exiguos datos publicados al respecto (Escalera, 1925; Decelle, 1972), el periodo de actividad imaginal abarcaría  los meses de Mayo y Junio. Los datos obtenidos recientemente en Ceuta (Ruiz, 1999) sitúan la fenología imaginal entre mediados de Mayo y primera quincena de Junio. La especie tendría un ciclo de tipo univoltino, con un periodo de actividad de los adultos que no sobrepasaría los 1,5 meses.

La larva de la especie (aún sin describir) sería rizófaga, como en la generalidad del género (Baraud y Branco, 1990), desconociéndose la/s especie/s que utilizan como alimento en estadío preimaginal. Los adultos son antófagos y según Escalera (1925) y Decelle (1972) visitan y se alimentan en compuestas (Asteraceae) de inflorescencia amarilla. Las observaciones realizadas recientemente en Ceuta al respecto corroboran estos hábitos, ampliando su espectro trófico a cistáceas, principalmente Cistus monspeliensis (Ruiz, 1999). El ritmo de actividad diaria se centra en las horas de la mañana, entre 8 y 14 h. (h.s.)

Tamaño poblacional

Como en la mayor parte de los insectos, es extremadamente dificultoso cuantificar el tamaño poblacional de la especie. No obstante, y aunque sin disponer de datos precisos al respecto, los efectivos poblacionales de Chasmatopterus zonatus deben ser escasos (Ruiz, 1999),  hecho al que aludía Escalera (1925) en la descripción de la especie, sobre todo en comparación con otras peninsulares del género mucho más abundantes.

Factores de amenaza sobre la especie o el hábitat

– Obras de infraestructura viaria y dotacional en el perímetro del Monte Hacho.

– Excesiva presión de uso recreativo.

– Presencia en pequeñas parcelas de vegetación arbórea alóctona (Eucalyptus camaldulensis) que interfiere en el desarrollo del matorral característico de la zona.

– Sobrepastoreo en pequeñas parcelas muy localizadas.

– Posible expansión urbanística.

La recolección de ejemplares, de especial incidencia en algunos taxones europeos de coleópteros (Rosas et al., 1992), no supone por el momento un factor de declive poblacional, pues se trata de una especie poco vistosa y apenas atractiva para los coleccionistas.

Medidas específicas de conservación

– Control y regulación de los usos recreativos.

– Control y regulación de actividades urbanísticas en el territorio.

– Dotar de figura de protección legal al área donde se encuentra establecida la población de la especie.

– Regulación y control estricto de las actividades agropecuarias.

– Restauración vegetal, con criterios fitosociológicos, de aquellas zonas más degradadas u ocupadas por vegetación alóctona.

– Investigaciones específicas destinadas a un mayor conocimiento corológico y autoecológico del taxón.

La zona en la que se asienta esta población se encuentra, en parte, protegida de forma natural debido a la acusada pendiente del terreno, sobre todo en los acantilados verticales y subverticales y terrenos contiguos.

Parte del territorio ocupado por la población ceutí de Chasmatopterus zonatus ha sido recientemente propuesto como LIC («Acantilados Monte Hacho») por la Ciudad Autónoma de Ceuta, para su posible inclusión en la Red Natura 2000, en cumplimiento de lo establecido en la Directiva 92/43/CEE. Asimismo, una porción de este territorio se encuentra calificado como «no urbanizable de protección ecológica» en el vigente Plan General de Ordenación Urbana de Ceuta, aprobado por O.M. de 15 de julio de 1992.

Referencias

Baraud, J., 1965. Le genre Chasmatopterus Latr. (Col. Scarabaeoidea). Eos, LX: 263-287.

Baraud, J., 1985. Coléoptères Scarabaeoidea. Faune du Nord de l’Afrique, du Maroc au Sinaï. Enycl. Ent., XLVI. Lechevalier Ed. Paris. 652 pp.

Baraud, J. y Branco, T., 1990. Révision des Chasmatopterus Latreille, 1825 (Coleoptera: Melolonthidae). Coleopterol. Monogr., 1: 1-60.

Chamorro, S. y Nieto, M., 1989. Síntesis Geológica de Ceuta. Iltre. Ayto. de Ceuta. Concejalía de Cultura. Servicio de Publicaciones. Ceuta. 223 pp.

Decelle, M.J., 1972. Novelle capture de Chasmatopterus zonatus Escalera (Col. Melolonthidae) dans le Nord du Maroc. Bull. Ann. Soc. R. Belg. Ent., 108: 230-231.

Escalera, M.M. de la, 1914. Los Coleópteros de Marruecos. Trab. Mus. Nac. Cienc. Nat., ser. Zool., 11: 1-553.

Escalera, M.M. de la, 1925. Especies nuevas de Lamellicornios de Marruecos. Bol. R. Soc. Esp. Hist. Nat., 25: 422-436.

Kocher, L., 1956. Catalogue commenté des Coléoptères du Maroc. Préface. Introduction. Cartes. Trav. inst. Sci. Chérif.,ser. Zool., 7: 1-26.

Kocher, L., 1958. Ibídem. VII. Lamellicornes. 16: 1-83.

Rosas, G., Ramos, M.A. y García-Valdecasas, A., 1992. Invertebrados españoles protegidos por convenios internacionales. ICONA-CSIC. Madrid. 250 pp.

Ruiz, J.L., 1999. Chasmatopterus zonatus Escalera, 1925: un endemismo ceutí (Coleoptera, Melolonhidae). Viceconsejería de Medio ambiente. Ciudad Autónoma de Ceuta. Informe inédito. 7 pp.